Mallorca – la perla del Mediterráneo

Probablemente ningún otro lugar en Europa puede compararse con Mallorca en cuanto a belleza, clima, ubicación y diversidad. Con un paisaje que cambia de región a región casi sin apreciarse, la isla nos seduce a cada instante:
Pueblos originales, ciudades llenas de vida, playas de arena blanca, hermosa flora y fauna, acantilados.... Mallorca - una isla en perfecta armonía con la naturaleza, la modernidad y la tradición.

La capital de la isla balear

La capital de la isla Palma de Mallorca es una de las ciudades más populares en Europa. Una ciudad fascinante, llena de historia, de cultura, con exclusivas tiendas y una ajetreada vida nocturna. Siempre a la espera de ser descubierta en todas sus facetas por todos sus visitantes.

La isla de innumerables playas y bahías paraísos

El suroeste de la isla ofrece exclusivos puertos deportivos, playas y calas de aguas cristalinas y un paisaje diverso. Los campos de golf, los colegios internacionales, su proximidad a Palma de Mallorca y una infraestructura que se mantiene inalterada durante todo el año hace que sea una zona residencial muy solicitada.

Mallorca, lejos del turismo

La vida es más tranquila en el centro de la isla. No muy tocada por el turismo, aquí se encuentran algunas de las zonas más bellas y vírgenes de la isla, rodeada de grandes campos de cultivo y prados muy coloridos. El sur ofrece largas playas de aguas turquesas simulando un toque caribeño. Bahías románticas, playas vírgenes, cuevas y pueblos históricos sorprenden en el pintoresco este de la isla.

Fantásticos paisajes de alta montaña ofrecen  unas vistas fascinantes

En el norte el paisaje está dominado por la Sierra de Tramuntana, un paisaje verde y voluptuoso, largas playas de arena y la península de Formentor - conocida por sus espectaculares formaciones rocosas y sus impresionantes acantilados.

Sorprendentemente diferente y versátil – Mallorca muestra su mejor cara

En el norte el paisaje está dominado por la Sierra de Tramuntana, un paisaje verde y voluptuoso, largas playas de arena y la península de Formentor - conocida por sus espectaculares formaciones rocosas y sus impresionantes acantilados.Los naranjos y olivos, los embalses, las impresionantes montañas de la Tramuntana , los encantadores y románticos pueblos se combinan con la salvaje costa del oeste. Mallorca, fascinante isla de contrastes: playa y montaña, vida urbana y rural, silencio, emociones y la belleza del mar Mediterráneo.